sábado, 5 de abril de 2014

Ventajas e inconvenientes del Aprendizaje basado en Proyectos y la Instrucción directa

Ventajas del Aprendizaje basado en Proyectos

   Proponiendo un “Aprendizaje basado en proyectos” (a partir de ahora AbP) conseguimos un alto nivel de motivación y participación. ¿Por qué afirmo esto? ¿cómo fundamento esta idea inicial que le da sentido a todo el proceso? 

 1. Porque los alumnos toman parte y deciden, pues son agentes activos del proceso. 

 2. Porque cuando planteamos la necesidad de que el alumnado participe activamente encontramos que es más fácil estimular su intervención cuando partimos de aspectos que están íntimamente relacionados con sus vidas y su mundo. Si abordamos el aprendizaje a partir de situaciones que suscitan interés, que les llevan a interrogarse y preocuparse por las cosas comprobaremos que es más viable conseguir nuestros objetivos. 

 3. Porque el trabajo por proyectos organiza los contenidos relacionándolos con los contextos y experiencias de los estudiantes. 

 4. Porque el AbP propone una reorganización de los conocimientos a partir de proyectos o temas que imprimen sentido a la práctica educativa y que están vinculados con el mundo personal del alumnado. Esto permite comprender, explicar e intervenir en la realidad que viven. 

 5. Porque conseguimos ordenar el saber en torno a intereses específicos de la vida del niño. 

 6. Porque el trabajo por proyectos nos permite cierta economía de esfuerzo. Ante la aparición de nuevos conocimientos podemos rentabilizar las conexiones entre contenidos que promueve y genera. Evitamos, así, repeticiones y contradicciones que ocurren cuando desde distintas áreas abordamos una misma idea o concepto. Además, podemos tratar algunas temáticas y conocimientos que de otra manera quedarían excluidos por falta de tiempo o espacio curricular. 

 7. Porque tenemos un currículo sobrecargado que convendría revisar y actualizar, pues el que manejamos solo acepta un acercamiento fragmentario del saber. Sin embargo, el trabajo por proyectos emerge como un proceso capaz de aligerar sin reducir los conocimientos y competencias básicos (clave). 

 8. Porque para afrontar nuestra propuesta manejamos diferentes fuentes de información que aseguren una diversidad suficiente y plural de datos, algo que es difícil si solo manejamos el libro de texto. 

 9. Porque el trabajo por proyectos incorpora al aula una gran riqueza de recursos, frente al uso limitado de libros de textos que limitan la posibilidad de la experiencia, simplifican la comprensión y dificultan la integración de aprendizajes. 

 10. Porque integra el entorno en la experiencia escolar. Confiamos en la importancia de incorporar el medio como fuente de información y, sobre todo, escenario sobre el que podemos intervenir para mejorar. Y todo es más rico si somos capaces de superar las limitaciones de lo próximo y enriquecer el rpoceso con aportaciones que proceden de una información más global. 

 11. Porque como la experiencia nos dice, el AbP facilita la integración de la diversidad personal y cultural que hoy encontramos en nuestras escuelas. Podemos ofertar oportunidades de aprendizaje y facilitamos que los chicos/as puedan explorar asuntos relacionados con sus experiencias cotidianas. De este modo promovemos que otras perspectivas culturales se incluyan en el aprendizaje para facilitar respuestas distintas a los retos planteados y, por supuesto, pueden convivir diferentes niveles de desarrollo de una forma armoniosa. 

 12. Porque un proyecto fomenta el hábito democrático en el aula a través de la participación, la deliberación compartida, la colaboración entre iguales siendo cada uno distinto y la inclusión de la diversidad. Así mismo, se compromete con la democracia en el currículum a través de una selección cultural diversa y representativa de todos y democracia en la gestión del Centro, pues invita a la participación de la comunidad. 

 13. Porque la posibilidad de desarrollar la autonomía profesional es un valor intrínseco al proceso, pues los proyectos son elaborados por los propios participantes que tienen que dar respuestas propias globales, lejos de las que hasta ahora se nos da por parte de los distintos especialistas de manera en ocasiones unilateral y a veces aislada. 

 14. Porque nos vemos amablemente dirigidos a sentir que el trabajo compartido se convierta en algo casi imprescindible. Es evidente que participar en un proyecto fomenta la relación entre enseñantes, pues difícilmente se puede abordar una experiencia de esta índole sin apoyo, colaboración, cercanía y afecto de otros compañeros. Esta tarea o es cooperativa o no es. 

 15. Porque favorece el intercambio de experiencias, la formación colaborativa y la necesidad de dar respuesta a múltiples interrogantes hace que la puesta en matrcha de un proyecto suponga un reto que invita al diálogo para encontrar soluciones creativas y constructoras de discursos. 

 16. Porque un proyecto es una herramienta práctica sobre la que hay reflexionar. Esto es así a través de la investigación en el aula, de la acción y de las decisiones teóricas y prácticas que tratan de dar solución a todos los dilemas que se plantean a lo largo del proceso. 

 17. Porque se trata de un enfoque metodológico centrado en las preocupaciones de los niños, por lo que estos se involucran de una manera activa en la planificación, presentación y evaluación de una experiencia que se fundamenta en el diálogo para aprender.

Inconvenientes del Aprendizaje basado en Proyectos

   Trabajar por proyectos conlleva una serie de inconvenientes y dificultades no siempre afrontadas con eficacia y decisión. Estas son, a mi juicio, los inconvenientes más destacables. 

1. La ausencia de modelos estables y homogéneos para implementar nuevas prácticas es un serio inconveniente. Se hace preciso proponer interpretaciones particulares que dependerán de las experiencias que cada uno vivamos. Lo que para unos es un inconveniente para otro puede suponer un reto y una motivación. 

 2. La inmensa mayoría de los profesionales de la educación optan por una práctica tradicional, lo que supone un obstáculo para la implantación del modelo AbP. Es tarea de todos llevar a cabo una labor de concienciación que nos permita avanzar llegar a acuerdos aceptados por todos. 

 3. Necesitamos desarrollar un proceso de formación del profesorado que puede resultar complejo y costoso. Hasta el momento ni los cursos propuestos ni la práctica educativa han demostrado ser capaces, por sí solos, de modificar los planteamientos metodológicos de la mayor parte del profersorado. Sólo un proceso de reflexión serio y aceptado por los docentes puede ayudarnos a llegar a una nueva forma de afrontar la práctica educativa. Para ello necesitamos tiempo, apoyo y motivos para afrontar la tarea. Tiempo porque los cambios no se producen de la noche a la mañana. Apoyo porque en muchos casos las iniciativas son individuales, aisladas y esporádicas. Motivos porque nos enfrentamos a una idea que igual que ilusiona produce un desgaste si no se toman las medidas oportunas. 

 4. Necesitamos apoyo de agentes externos que ayuden a iniciar el camino y tener a nuestra disposición materiales y recursos que nos permitan aliviar la ya enorme carga de rresponsabiulidades que tenemos los docentes. Todo ello sin que suponga una hipoteca en el desarrollo de proyectos e ideas propias, pero sin tener que enfrentarnos a abismos de vacío que desaniman en ocasiones a quienes emprenden el proceso. 

 5. El trabajo por proyectos supone un incremento en el esfuerzo y cierta dificultad (o dificultad significativa), pues hay que planificar cuidadosa y rigurosamente, elaborar materiales y recursos no proporcionados, encontrar momentos y espacios patra el encuentro y el trabajo en equipo y ser capaces de acoger el espíritu de trabajo colaborativo. 

 6. Como la experiencia nos dice, nos parece apropiado plantear un escenario combinado, en el que no quepa ni el enfoque absolutista (sólo trabajo por proyectos) ni el enfoque mquillador (un ratio ttrabajamos por proyectos y el resto del tiempo recurrimos a lo clásico). 

 7. Necesitamos contar con la colaboración de las familias. En muchas ocasiones hay un trabajo fuera del aula para el que se hace necesaria la participación de los padres y madres, lo que conlleva una dificultad añadida para aquellos niños en situaciuones familiares y sociales comprometidas. Es preciso, entonces, arbitrar estrategias que palíen esas diferencias con el fin de evitar brechas en el proceso. 

 8. La organización horaria de los colegios e institutos es un impedimento serio que nos obliga en ocasiones a desistir del desarrollo de un proyectio. Mientras no lleguemos a acuerdos para una distribución horaria flexible, adaptada a la metodología por proyectos, será difícil llevafr a cabo nuestra iniciativa. 

 9. Otro inconveniente es el diseño y distribución espacial de los centros educativos. La existencia de aulas pequeñas, con una distribución de los materiales y del mobiliario inadecuada imposibilita que podamos distribuir al alumnado de manera propicia al desarrollo del AbP. Precisamos de aulas más amplias, con mobiliario específico y conectadas entre sí para poder flexibilizar grupos y realizar agrupamientos adaptados al proyecto. 

 10. Si trabajamos con contenidos desorganizados y, en ocasiones, repetitivos o no adaptados a la realidad social y educativa tendremos un grave problema. Tenemos que proponer proyectos bien relacionados con las competencias, apostando por aceptar que vivimos en un marco cultural “mosaico”, lejos del clásico enciclopedismo. De este modo evitamos caer en una enseñanza memorística y superficial que no tiene trascendencia más allá del entorno escolar.

Ventajas de la Enseñanza directa

La metodología denominada “Enseñanza directa” aporta algunos valores positivos que facilitan su elección. 

1. Contamos con una larga tradición de enseñanza y aprendizaje basados en esta metodología. La inmensa mayoría de familias se encuentran más cómodas con esta fórmula educativa pues la conocen y ellos mismos la vivieron en su momento como alumnos. 

2. A veces es necesario recurrir a la instrucción directa. A lo largo de la historia la transmisión oral (y escrita) ha sido la herramienta para conservar el saber y el conocimiento. 

3. Si el emisor es un buen comunicador podemos lograr que la metodología cumpla su función. ¿Quién no ha tenido un maestro/a que nos ha influido positivamente en nuestra vida gracias a su capacidad comunicativa o su encanto pedagógico? 

4. Si atendemos a lo que la sociedad nos demanda (familias, administración...) este sistema permite mantener una buena “velocidad de crucero”. Acabar con “el temario” es aún hoy en día una prioridad y por tanto el camino más recto. Otras metodologías ralentizan el proceso. 

5. Si queremos preparar a los alumnos para superar pruebas establecidas por nuestro sistema educativo (selectividad) deberemos acudir a la instrucción directa, pues es el modelo dominante. 

6. Es una metodología que encuentra en el libro de texto un gran aliado. Este es un recurso que esta muy planificado lo que nos permite a nosotros como docentes ahorrar tiempo. 

7. Los materiales que utilizamos (libros de texto) están diseñados por empresas especializadas (editoriales) por lo que, por lo general, tienen gran calidad en las imágenes y en el desarrollo de los temas abordados. 

8. Las actividades que componen el libro (de texto) están desarrolladas y basadas en el curriculum. 

9. Los centros escolares están construidos, amueblados y organizados sus horarios para que el alumnado reciba una enseñanza directa. Clases cerradas, distribución espacial en la que el maestro/a es el eje central o una organización horaria inflexible son argumentos que alientan esta metodología.

Inconvenientes de la Enseñanza directa

   La metodología denominada “Enseñanza directa” presenta algunos inconvenientes o aspectos negativos que nos invitan a no utilizarla. 

1. En muchos casos los alumnos viven la sensación de estar continuamente haciendo lo mismo a base de repeticiones y de afrontar siempre el mismo tipo de propuestas de aprendizaje. 

2. No siempre se transmiten informaciones y conocimientos significativos. En esos casos, el desinterés del receptor (alumno) es el mayor inconveniente para conseguir nuestro objetivo. 

3. El mensaje directo no atiende la diversidad ni la diferencia. Nos encontramos con discursos únicos para alumnado único. 

4. Las prisas no son buenas consejeras. “Acabar el temario” no nos garantiza que los conocimientos se hayan asentado, mienytras que lo habitual suele ser que el alumnado viva un aprendizaje superficial, epidérmico. Se aprende para superar unas pruebas. 

5. Si queremos buenos resultados en pruebas estándar (PISA) esta metodología no otorga herramientas que ayuden a superar los retos que se le plantean al alumnado. 

6. A través del uso de libros de texto el profesorado puede abandonar su derecho a decidir y en ocasiones se crea una relación desigual entre docente y texto, siempre a favor de este último. 

7. Una desventaja también importante es que presentan los contenidos de forma unidireccional, descontextualizada y aislada. 

8. Las actividades en muchas ocasiones no son significativas, por lo que el alumnado no encuentra interés en ellas. 

9. Si hablamos de competencias clave la instrucción directa es la antítesis del proceso enseñanza/aprendizaje adecuado para lograr nuestros objetivos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario